Me gustaría construir una foto

Ahora, que todos mis días son domingos por la mañana, me gustaría construir una foto. Recuperar cada pedazo, cada imagen de ti. Por ejemplo, el momento en el que aparecías con el abrigo beige en clase, con el pelo negro y flequillo en el lado derecho. Aburrido, giraba el Bic entre mis dedos -3 de cada 10 intentos se caía- y, en el octavo limbo, te miraba viendo la bufanda negra y rosa (¿se llama bufanda?) que a veces te robaba. La tarde se oscurecía sobre zumos de cebada, mientras hablábamos de todo y nada, de lo importante y de lo tonto, pero siempre era necesario. Sexo como tópico, risa como premio. Los niños te encantan, añadías, mientras te acompañaba a comprar las botas o intentaba hacerte reír con boberías de juglar sin gracia. Vida monótona entre reguleras clases, pero por ello mismo bello, por estar tú, por alégrame el día. Me gustaría, en fin, atrapar todos esos momentos de ti, acumularlos en un montón de hojas y dejar que los críos lo destrocen con su griterío ensordecedor. Así se construye la vida: arruinando y componiendo fotos. Trocitos de fulgores, personas, actitudes, sensaciones y objetos que no son de los demás, sino ya solo tuyos. Por eso no tengo palabras, porque sin ti no sería lo que soy, porque eres única y solo desearía que, en nuestros domingos eternos, nunca estuvieras triste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s